¿Quieres ser como Carrie Bradshaw? Ponte sus zapatos

10 de diciembre de 2012


¡Hola!

Cambiamos hoy de temática y nos vamos a analizar y, por supuesto, disfrutar, de uno de los armarios más conocidos, el de Carrie Bradshaw en la serie de Sexo en Nueva York.

Esta serie siempre ha sido una de mis favoritas, dejando a un lado la trama, conforme va evolucionando y van pasando los episodios se puede comprobar el cambio estilístico de cada personaje, personalmente, las dos últimas temporadas son mis favoritas, la serie derrocha un estilo que me encanta. Dónde esté un café, un dulce y un capítulo (sobretodo de los últimos), ése es unos de los placeres de la vida, no sé por qué pero me relaja una barbaridad.

Carrie Bradshaw era una amante de la moda, pero si tuviera que elegir, seguro que diría que sus tesoros son sus zapatos, sin lugar a dudas. Las marcas con las que hemos podido verla son, en primer lugar, sus manolos, al principio, no pasaba un episodio de la serie sin que apareciera con unos zapatos de Manolo Blahnik, después, sucumbió a los maravillosos diseños de Jimmy Choo y de Christian Louboutin. Sobra decir que son modelos que no son asequibles para los bolsillos de la mayoría de nosotros, pero disfruto viendo los diseños tan especiales que tiene cada uno.

Desde siempre, su máxima han sido siempre los zapatos con diseños originales y atrevidos que hacían que cualquier look fuese chic y característico del estilo que va marcando durante toda la serie. Ya llega un momento que se ven unos zapatos y dices "esto iría directo al armario de Carrie".



En esta entrada he querido hacer una recopilación de los zapatos más icónicos de la serie, que han podido ser protagonistas de más de una escena e, incluso, de un capítulo entero. En una segunda parte de esta entrada, para que no resultara muy extensa, podremos ver los zapatos que aparecen en las películas, ya que sobre ellas hay más imágenes y detalles, por lo que se pueden apreciar mucho mejor.

Para esta entrada, me ha costado mucho encontrar fotos en las que se vieran bien los zapatos, ya que como hace ya un tiempo desde que se hizo la serie, la calidad de la imagen no es tan buena como ocurre, por ejemplo, con las películas.


En el capítulo Donde hay humo, el primer episodio de la 3ª temporada, Carrie va a Staten Island para ayudar a la elaboración de un calendario benéfico y cuando va a coger el ferry que la lleva de vuelta a Manhattan, pierde una sandalia "I lost my Choo!" y no llega a tiempo para cogerlo.

Bien, la sandalia en cuestión es el modelo Feather de Jimmy Choo, en color rosa empolvado y con unas pequeñas plumas en el mismo tono en la tira del empeine.




En la siguiente temporada, en el capítulo 17, titulado Una Vogue idea, durante un corto espacio de tiempo, Carrie estuvo escribiendo unos artículos para la revista Vogue y, en una ocasión, consigue acceder al vestidor de la revista, yendo directa a la sección de zapatos.

Como no podía ser de otra manera, se encaprichó de uno de los modelos más clásicos de Manolo Blahnik, los Mary Janes, en charol negro con la puntera en pico y a modo de cierre, una pulserita en la mitad del pie. La frase que dice Carrie al verlos es: "I thought these were an urban shoe myth" (pensaba que éstos eran un mito urbano de los zapatos).



Después, justo en el siguiente episodio, el 18, Amo Nueva York, Carrie decide buscar unos zapatos especiales para su última noche con Mr. Big antes de que éste se mude a California, lástima que Miranda les arruinara la velada ya que esa noche dio a luz a su pequeño Brady.

Fue pasar por el escaparate de Christian Louboutin en Barneys y tenerlo claro, el ganador fue el modelo Ruffled Cascade en fucsia, unas sandalias con unos volantes delanteros que caen en forma de cascada sobre el pie, ¿quién no querría usarlos para darle la despedida a su antiguo amor?



Ya en la última temporada, encontramos el episodio 9, El derecho de una mujer a elegir calzado, en él un par de zapatos son los auténticos protagonistas. Carrie va a una fiesta en la que se tiene que quitar los zapatos para poder entrar, sin embargo, cuando termina y va a por ellos, éstos han desaparecido. La angustia de Carrie por haber perdido de esa forma uno de sus modelos favoritos está presente durante todo el episodio, hasta que, al final, la dueña de la casa en la que estuvo, le compra un par de zapatos nuevos iguales.

Pues bien, comprenderéis su pesar cuando veáis lo bonitos que es ese par de zapatos en cuestión, se trata del modelo Sedaraby D'Orsay de Manolo Blahnik en plateado. Un zapato que hace una serie de pliegues en el empeine como si la piel estuviera recogida con ese broche de brillantitos, ¿no habríais hecho lo imposible por recuperar ese par de zapatos?



He disfrutado muchísimo con la labor de investigación y recopilación de imágenes de esta entrada, espero que hayáis disfrutado tanto como yo leyéndola.

El siguiente capítulo será, como os he dicho antes, el calzado de las películas, vaticino ya que probablemente sea más extensa que ésta, así que idos preparando.


Lo dicho, espero que os haya gustado.
¡Un beso!

13 comentarios:

  1. Yo soy una adicta a Sexo en Nueva York, y como no, a los zapatos, igual que Carrie, aunque con menos presupuesto :-(. Me ha encantado tu entrada! Estoy deseando ver la de las películas!

    Besosss

    ResponderEliminar
  2. Pese a que no veo la serie, los zapatos son de ensueño...ojalá los sacasen en versión low cost, seguro que arrasaban! BESOS!

    ResponderEliminar
  3. Que señora currada de entrada y lo que me ha gustazo... los zapatos son un vicio como otro cualquiera, si me lo pudiera permitir estaba claro que picaría con más, aunque suela ser más de cómodo. Sobre todo los primeros son impresionantes.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita entrada! Adoro SENY, tengo todas las temporadas y veo los capítulos repetidos mil veces! Me acuerdo bien del capítulo "el derecho de una mujer a elegir su propio calzado", donde Carrie hace una lista de "soltera" para que le regalen los zapatos que le robaron! Es buenísima!

    ResponderEliminar
  5. Como me gustaría tener solo uno de estos pares en el armario. Son maravillosos todos las Manolos...incluso los más "sicodelicos".

    ResponderEliminar
  6. ohh por dioooooss q recuerdos d serie

    bss wapa

    ResponderEliminar
  7. me ha encantado la entrada porque soy una mega fan de la serie y sobre todo de sus zapatos!! y me acuerdo perfectamente del episodio cuando perdio los suyos!jejej.bss guapi

    ResponderEliminar
  8. jajajaja yo quiero un C. Grey que me llene el armario de Louboutin jajajaja

    ResponderEliminar
  9. Hola! no conocia tu blog y he acabado aqui de casualidad pero he ido mirando algunos posts y la verdad es que me han encantado! Espero que tambien te guste el mio, que es reciente, y me sigas, para hacerlo yo tambien , y asi sigamos en contacto viendo nuestros nuevos posrts!

    www.malesclutch.blogspot.com
    Sergio,

    ResponderEliminar
  10. Me encanta esta entrada!! es genial!! como se notas q te has visto la serie entera varias vecesç!!!! los zapatos de carrie son espectaculos elegantes, pero me quedo con los louboutin!!! sin dudaaa!!!

    Feliz Navidad!!

    XoXo **

    http://jadore88.blogspot.fr/

    Te espero con un nuevo outfit post!!

    ResponderEliminar
  11. No he visto nunca la entrada aunque soy consciente que todo el mundo habla de ella, y hay gente super enganchadisima!
    Los zapatos me han parecido una preciosidad, sobre todo los que más me han gustado han sido los Jimmy Choo :)
    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar