Favoritos Mayo - Junio 13'

30 de junio de 2013


¡Hola!

¿Cómo estáis? Imagino que más de una habrá cogido vacaciones ya este fin de semana, así que ¡a disfrutar del descanso como os merecéis! y a las demás, que todavía les toca seguir con el trabajo, mucho ánimo que enseguida os tocará también a vosotras. Para un ratico de descanso y para que os relajéis, vamos con la entrada de hoy.

Ya estamos a 30 de Junio, así que... ¿qué toca ya? efectivamente, los favoritos del mes, que he vuelto a agrupar en dos, Mayo y Junio. Durante un mes más o menos no he podido pasarme por aquí con nuevas entradas, así que tampoco era cuestión de hacer dos muy seguidas sobre mis productos favoritos, y mirad que me gusta hacer este tipo de entradas, así como leerlas de otras bloggers, viene fenomenal conocer los preferidos y sobretodo, el por qué, a ver si nos puede resultar útil, porque, la verdad, siempre me fío más de aquellos productos que se han estado usando y se tiene una opinión formada sobre ellos.

Bueno, dejo de enrollarme... Aquí tenéis una imagen con todos mis productos seleccionados:



Podría haber mencionado otros productos que continúan siendo favoritos, pero como ya los he mencionado en otras entradas de este tipo, prefiero ir variando con otros productos que uso mucho y que también me encantan, aunque lo cierto es que hay veces que va por épocas.



☼ Base de maquillaje Double Wear Light de Estée Lauder (tono 01).
Para la época de calor ésta es mi base de maquillaje favorita, la descubrí el año pasado y he vuelto a recurrir a ella. Sería la hija pequeña de la famosa base Double Wear de Estée Lauder, no es tan cubriente como esta última, queda una capa más fina en la piel y tampoco queda tan mate; me encanta el efecto tan natural que deja.
Me controla muchas horas los odiados brillos, cuando me maquillo a las 7 de la mañana, como es lógico, al final de la tarde/noche ya han aparecido algunos, pero no he conseguido encontrar una base que me dure en verano intacta tanto tiempo como ésta.
La aplico con la brocha F80 de Sigma, el acabado que deja en la piel es mucho más fino que con la Buffing Brush de Real Techniques, me da la impresión de que con esta última, deja un efecto más artificial que no me gusta.

☼ Sombras Bronze y Wedge de MAC.
Estos meses el triunfo absoluto ha sido de estas dos sombras, las veces que me he tenido que maquillar, la mayoría, ha sido para ir a hacer exámenes, por lo que no tenía tiempo para ponerme a pensar e iba a lo seguro, la sombra Bronze por todo el párpado y la Wedge en la cuenca. Me encanta, me encanta y me encanta, un look rápido, favorecedor y con un delineado negro, perfecto.

☼ Colorete Pommettes d'amour de Lancôme.
Desde que lo vi en los visuales de la colección In Love de Lancôme para esta primavera, así me quedé yo, in love!
Lleva dos tonos, un melocotón en el centro y un rosa-fucsia en la parte de alrededor, luego tiene una ligera capa superficial de brillo. Es lo único que me compré en los últimos Secretos de Belleza de El Corte Inglés, pero, sin duda, lo mejor que me podría haber comprado, lo estoy usando muchísimo, es un tono que favorece al rostro y le aporta vitalidad y luminosidad, da un efecto "de alegría" instantáneo.
Hasta ahora, como más lo he estado usando ha sido mezclando los dos tonos y luego, en la zona de las mejillas, darle un poquito con el rosa; y también, el tono melocotón sólo. Para mí, ha sido todo un descubrimiento y una inversión, es perfecto.



☼ Iluminador Moon Beam de Benefit.
Lo conseguí en los precios locos en un 2x1 de las rebajas de invierno, la fama que tiene me hizo comprarlo para probar. Tiene un tono dorado con iridiscencias en azul y morado, una auténtica joya de tocador, me parece un iluminador en gel de lo más especial.
Lo suelo aplicar en la parte alta del pómulo con su aplicador mediante "gotitas" y luego, unas veces lo difumino rápidamente con el dedo y, otras, con una brocha; a pesar de que queda fenomenal combinado con cualquier colorete, como más me gusta, es con coloretes en tonalidades de rosas fríos y hace un equilibrio perfecto. Últimamente, suelo mezclar una o dos gotas de producto con la base de maquillaje de Estée Lauder que os he mencionado antes, consigo que la piel se quede con un acabado más jugoso, aunque sin quedar brillante, pero le da justo el toque perfecto al maquillaje para que no quede mate y no me aporta más brillos ni afecta a la duración de la propia base en la piel.

☼ Labial 280 de Inglot.
Es un tono rojo que tiende a naranja, me parece un color perfecto para verano y, de hecho, desde que está haciendo calor, que este año se ha hecho de rogar, me lo estoy poniendo muchísimo y mirad que no me veía yo con labiales anaranjados. Es muy cómodo de llevar, cremoso, lo único es, que precisamente por eso, hay que llevar cuidado para que no se vaya a correr el producto, por eso suelo poner antes el Lip Line Perfector de MUFE.
Creo que pertenece a la colección de verano de Inglot, tuve suerte y justo cuando me acerqué a la tienda tenían estos labiales al 50%, así que si os gusta no dejéis pasar mucho el tiempo por si todavía lo podéis conseguir, a mí me ha sorprendido mucho lo favorecedor que puede quedar este color.

☼ Esmalte Big Apple Red de OPI.
Este esmalte es "el rojo", no he encontrado otro que sea más perfecto que éste, le tengo declarado mi amor absoluto y, claro, el producto poco a poco se va resintiendo, creo que de llegar a terminar alguna vez un esmalte, éste sería con el que lo conseguiría. 
Lo uso indistintamente en verano o en invierno, pero en estos dos meses, por lo que sea, la mayoría de las manicuras han sido con él, mi gran debilidad para las uñas son los rojos y los fucsias en todas sus variedades, pero para mí, el Big Apple Red es mi gran básico.


Bien, pues hasta aquí llegan mis productos favoritos, ahora queda una parte interesante de todas las entradas, ¡vuestros comentarios!

¿Coincidimos en algún producto?
¿Qué productos destacaríais como vuestros favoritos indiscutibles?

¡Un beso!

Image and video hosting by TinyPic

Y después de 6 años, mi graduación y "EL BOLSO"

26 de junio de 2013


¡Hola!

Hoy toca una entrada más personal, no se trata de ninguna review ni de un análisis de las tendencias, eso lo dejamos para otro día, sí, hoy quiero contaros la historia de mi graduación y el que con los años de ha calificado como "el bolso".

Bien, allá por 2007, puffff qué atrás en el tiempo queda eso, en fin, ese verano mi familia y yo nos fuimos de viaje a Disneyland París durante unos días y, uno de ellos, nos escapamos a ver, como un relámpago, los sitios más emblemáticos de la ciudad.
Mientras dábamos un paseo por Los Campos Elíseos, les magnifiques Champs-Elysées, nos topamos con el gran edificio de Louis Vuitton (por aquél entonces, no conocía yo tanto de este mundillo), pero sí que había visto en mis revistas sus bolsos, así que me hizo mucha ilusión. Pues bien, a mi padre se le ocurrió la idea de entrar a echar un vistazo porque "eso no lo podemos ver todos los días", así que entramos los cinco, con una pinta de turistas que ni os podéis imaginar, a admirar, porque no se puede hacer otra cosa, los bolsos de Louis Vuitton.
Después de probarme el famoso Speedy y dar una vuelta por toda la tienda, nos fuimos, pero, al salir, mis padres, viendo la cara de ilusión que se me había quedado me dijeron: "cuando termines la carrera, volveremos y te compraremos el bolso que tú quieras".




En Septiembre de 2007 empecé ADE y Derecho, yo no dejaba de repetirles a mis padres: "pero... ¿seguro? a ver si os echáis atrás cuando llegue a sexto..." y ellos, que no, que no, el bolso que tú quieras. Así que pasaron los años y sus respectivos cursos en la Universidad y una, que eso de mirar bolsos como que no le molesta en exceso y literalmente me podía pasar horas buscando el ideal, pues con eso me iba entreteniendo mientras pasaba el tiempo. Conforme se acercaba el momento clave, como es lógico, fui adecuando la búsqueda con un presupuesto más realista de lo que podía ser.

Sin embargo, el año pasado, cuando iba a empezar el último año, sexto, les dije a mis padres, ahora sí, ya ha llegado, en cuanto me gradúe en menos de un año, tenemos bolso; creo que ése fue el momento en el que se dieron cuenta de que ya no quedaba tiempo y que no habían empezado a ahorrar porque cuando me lo dijeron, lo veían muy lejos, así que, fue este año cuando apareció "la hucha para mi bolso".

Durante este último año, hemos estado viendo distintas opciones y la que iba en primer puesto era el modelo Speedy de Louis Vuitton, así que como en Murcia no hay tienda, estuvimos mirando opciones para irnos de viaje un par de días a Madrid, el presupuesto impedía ir a París (ya sabéis, la crisis y todo eso).
Por ello, antes de cerrar el viaje, y ahorrarnos por ahí también una parte deel bolso, decidimos ir a una tienda que hay en Murcia, llamada Gore, y cuyos escaparates llevo viendo durante años, allí venden determinadas marcas como Prada, Miu Miu, Yves Saint Laurent... 
En cuanto entré a la tienda se me fueron los ojos directos a un bolso amarillo de Prada, sí, amarillo, nunca me lo había planteado en ese color, pero es que era taaaaaaaan precioso, después estuve mirando otras opciones, aunque ninguna me convencía tanto como ése. Así que, os podéis imaginar, éste fue el elegido. Mi cara de ilusión lo decía todo, no dejaba de probármelo y, sinceramente, ¡aún no me puedo creer que tenga un bolso de Prada en mi armario! Tantos años pensando en el bolso y, ¡ya está aquí!










Se trata del modelo Saffiano de Prada y aunque, de primeras, el amarillo parece una opción atrevida, lo cierto es que es un bolso clásico, de esos que llamamos "para toda la vida" y que, al fin y al cabo, era lo que yo quería. Queda espectacular puesto, resalta cualquier look, ainssss es taaaaan bonito (eso sí os digo, cuando gane dinero, aunque no sé exactamente cuando llegará ese milagro, éste no va a ser el último que tenga de este tipo) ^^

Así que el viernes de la semana pasada, fue mi graduación y, ese mismo día, mi bolso, "el bolso", ya estaba conmigo. Creo que las dos cosas son de esos recuerdos que duran toda la vida, no pudo ser mejor.



Espero que esta historia os haya resultado entretenida y, a través de ella, os he podido contar un poquito más de mí.

¡Un beso!

Image and video hosting by TinyPic

Esmalte Suzi's Hungary Again de OPI

24 de junio de 2013


¡Hola!

¿Cómo estáis? ¡Qué ganas tenía de escribir! Hace como un mes que no me pongo con una entrada nueva, así que hoy vengo con las energías completamente renovadas después del período de exámenes y de la semana post-exámenes de mi graduación, sí, justo desde el viernes de la semana pasada soy bilicenciada, ¡no me puedo creer que ya hayan pasado los 6 años de mi carrera!

En fin, vamos con la propia entrada, hace unos meses que vi la colección Eurocentrale de OPI, tiene unos colores absolutamente preciosos, pero hubo uno en concreto, que me enamoró. Sin embargo, me resisto a pagar los 14-16 euros que cuestan en España los esmaltes de OPI, así que volví a recurrir a eBay para comprarlo (imaginaréis que no íbamos a pedir, mi hermana y yo, a Estados Unidos un sólo esmalte, así que vino acompañado por otros dos, pero eso lo dejamos para otra entrada). La cuestión es que ya tengo en mi poder el tono Suzi's Hungary Again de dicha colección.




Se trata de un rosa coral con un puntito neón, diría yo, lo he calificado como un rosa cálido, ya sabéis que los rosas y los rojos son mi debilidad a la hora de elegir un esmalte, así que éste me parece un tono muy alegre y perfecto para el verano.







La calidad del esmalte está en la misma línea de todos los de la marca OPI, con dos capas el color queda opaco en la uña y, usando base y top coat, me puede durar intacta hasta 5 días.

En las dos siguientes fotos, el entorno de la foto es distinto al de las anteriores, esto es porque el color que se veía en las imágenes se distanciaban mucho del que es en realidad. 
Así que las que os he puesto a continuación son las más "realistas" que he conseguido, a pesar de que no he conseguido encontrar la forma para que se pueda apreciar ese punto neón que os decía antes.




Por último, he hecho una foto comparativa de dos esmaltes rosas, uno más cálido, más coral, que sería el protagonista de la entrada, y otro, con una tonalidad más fría, que tiende hacia el morado, Kiss me on my tulips, también de OPI.



Se puede comprar en bastantes perfumerías como Sephora o Marvimundo, poco a poco podemos ver stands en más sitios, así como en El Corte Inglés. Lo único es que el precio es elevado, como os decía antes, entre 14-16 euros, si lo compráis en eBay, como hice yo, lo podéis encontrar por unos 7 dólares.

Cuando lo vi por primera vez en directo en el bote me pareció menos impresionante de lo que me había imaginado, pero, una vez puesto, queda mucho más bonito de lo que tenía en mente, no tiene nada que ver el tono que se ve en el envase, un rosa medio coral, con el que vemos en las uñas, es mucho más alegre y vibrante para verano, sin duda, un claro acierto.


¿Qué os ha parecido este rosa?
¿Os ha gustado la colección Eurocentrale? ¿Tenéis algún esmalte de esta colección?

¡Un beso!

Image and video hosting by TinyPic